martes, 30 de noviembre de 2010

La triste realidad exterior de España -ene/sep2010

El déficit por cuenta corriente bajó un 13,1% hasta septiembre
30nov10
El déficit de la balanza por cuenta corriente, que refleja los ingresos y pagos por operaciones comerciales, servicios, rentas y transferencias, se situó en €38.338,7M en los nueve primeros meses del año, lo que supone un descenso del 13,1% respecto al mismo periodo de 2009, según datos difundidos por el Banco de España.
...
http://www.cincodias.com/articulo/economia/deficit-cuenta-corriente-131-primeros-meses/20101130cdscdseco_1/

Ver todo el detalle del informe del Banco de España en:
http://www.bde.es/webbde/GAP/Secciones/SalaPrensa/NotasInformativas/10/Arc/Fic/presbe40.pdf


-------->

NOTA:
Lamentablemente triste ha sido ver la poca importancia que se da a este dato en los media generales y económicos de España.
Dada la situación por la que atraviesa el mundo (con una verdadera Depresión Financiera del mundo desarrollado) y España (con una desconfianza generalizada de los mercados), este dato de la Balanza de Pagos es, sin duda el más importante, junto a aquellos que midan el seguimiento de lo comprometido (déficit público, reforma laboral, reestructuración del sector financiero, y reforma previsional).
El artículo que les aporto es el único que he encontrado que no se limita a la mera reseña que no entiende ni quien la suscribe.


Vayamos al grano
1.-A pesar de la bajada de la demanda nacional, y del aumento de las exportaciones, el déficit comercial creció 4,3% interanual, hasta los €34.920,8M. Debido al fuerte crecimiento del déficit energético, tal y como habíamos advertido el pasado año.
2.-La balanza de servicios aumentó 8,8% interanual su superávit, hasta los €22.222,4M, gracias especialmente a la balanza de turismo.
3.-La balanza de rentas rebajó fuertemente (28,1% interanual) su déficit, hasta los €17.094,7M.
4.-Por el contrario, la balanza de transferencias aumentó 16,5% interanual su déficit, hasta los €8.545,7M.

5.-Teniendo en cuenta todos los factores de las cuentas corriente y de capital, que mide la capacidad o necesidad de financiación de la economía, la necesidad de financiación externa se redujo el 20% interanual, hasta los €33.039,6M (es decir, el 4,2% del PIB).
Como pueden fácilmente observar, es una barbaridad que, en la peor crisis financiera que ha tenido el mundo en muchas décadas, España, a pesar del esfuerzo y ruina de millones de ciudadanos y empresas privadas, siga viviendo a un ritmo que todavía requiere que el mundo le siga financiando más del 4% de sus gastos e inversiones. Esto es algo inadmisible que nos pone en el deshonroso liderazgo de los países desarrollados.
Es evidente que en estas circunstancias, a las que se añade el excesivo déficit público real, el alto nivel de endeudamiento público y privado, la paralización económica, y el alto nivel de paro existente, aumente la desconfianza internacional respecto a la capacidad de España para hacer frente a sus compromisos financieros.

6.-Este año es de destacar muy especialmente los fuertes movimientos financieros de capitales:
6.1.-En lo que respecta a las inversiones directas, el saldo acumulado tuvo un giro espectacular pasando desde el saldo positivo de €2.377,3M del pasado año, al saldo negativo de €6.086M de este año.
6.1.1-Este cambio de signo se ha producido especialmente debido a que las empresas españolas han preferido aumentar sus inversiones en el Extranjero (especialmente las grandes corporaciones internacionales con domicilio social en España, como SAN, TEF, y BBVA).
Las inversiones españolas en el extranjero crecieron el 42,7% interanual, hasta los €12.399,1M (a pesar de que muchas empresas realizaron desinversiones en el extranjero para recuperar la liquidez que necesitaban).
6.1.2.-En lo que respecta a las inversiones directas extranjeras en España, se ha producido una bajada importante del 43%, descendiendo hasta los €6.313,2M.

6.2.-En lo que respecta a las inversiones en cartera, el saldo positivo (entradas) ha bajado el 32,7% interanual (desde los €17.840,9M a los €12.005,5M).
Pero con movimientos muy significativos que vamos a analizar con detalle:

6.2.1.-Las inversiones en cartera españolas en el extranjero han tenido un giro más que espectacular: simplemente histórico.
De un saldo negativo de €5.116,3M) del pasado año, hemos pasado a un saldo positivo (es decir, desinversiones) de €42.659,8M.
Es decir, que la presión monetaria interna ha sido tan espectacular, y el apalancamiento financiero de los sectores privados era tan exagerado, que los españoles han repatriado sus inversiones coyunturales en el extranjero con una fuerza increíble de €47.776,1M.
Es evidente el gran esfuerzo realizado de des-apalancamiento financiero realizado por los sectores privados españoles.

6.2.2.-Paralelamente, las inversiones en cartera de los extranjeros en España también han tenido una evolución espectacular que evidencia el nerviosismo existente en el mundo respecto a la capacidad que tiene España para hacer frente a sus compromisos.
En efecto, en los nueve primeros meses de este año (todavía no sabemos sobre el ataque de desconfianza que estamos sufriendo este mes de noviembre) han salido €30.654,4M, con una diferencia de €53.611,6M con respecto a las entradas €22.957,2M que hubo el pasado año en los mismos nueve primeros mese.


Creo que estos datos reflejan perfectamente la realidad económica que estamos viviendo.
Y explican el por qué de la generalizada desconfianza en el extranjero respecto a la capacidad de España para hacer frente a sus compromisos financieros
.

A este respecto nos quieren distraer con engaños: lo importante no es lo que oficialmente debes según modelos proforma (bajo ese aspecto, en efecto, España tiene poca deuda pública).
Lo verdaderamente importante es tener en cuenta el conjunto real de toda la deuda externa (la pública -incluyendo los retrasos en los pagos, la deuda de los miles de entes públicos de todo tipo, todas la AAPP, incluyendo las CCAA y las CCLL- y la privada), y ver si somos capaces o no de crecer y generar recursos sobrantes suficientes para hacer frente a los compromisos del pasado.
Y, desgraciadamente, ver que la sangría sigue aumentando mes tras mes es la peor demostración de que somos capaces de hacer frente a los compromisos debidos. Desgraciadamente seguimos necesitando aumentar las deudas para poder seguir nuestro tren de vida.

Saludos,

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si esta entrada tiene más de 10 días, tu comentario será moderado. Así sabré que has escrito. De otro modo, quizá me pasase desapercibido.