martes, 16 de noviembre de 2010

Quién ha comprado esos papelitos...

Tras la trabajada colaboración del amigo Jordi (ver http://operarbolsa.blogspot.com/2010/11/bonos-qe2-crisis.html) yo simplemente quisiera añadir un detalle:
¿QUIÉN HA COMPRADO ESOS PAPELITOS A USA?

La respuesta es clara:

1.Los Estados extranjeros que se beneficiaban ellos mimos puesto que con ello daban los recursos necesarios a los "useños" para que éstos siguieran comprando los bienes producidos por sus ciudadanos.
Siempre es mejor tener papelitos, que masas de desocupados hambrientos.

2.-La propia FED, através de operaciones de QE, que buscan el objetivo real de aliviar el sobre apalancamiento del sistema financiero "useño".

3.-Los propios ciudadanos pezqueñines.
En lo que llevamos de año las entradas de dinero en USA en fondos de renta fija se estiman en más de $240Millardos.
Esta cifra sigue a compras por:
.)$375,4Millardos en 2009,
.)$27,5Millardos en 2008,
.)$108,5Millardos en 2007,
.)$60,6Millardos en 2006
.)y $31,2Millardos en 2005.
Es decir, casi $843Millardos en menos de seis años.
Esta cifra es SOLO el aumento neto de las compras.
A ello habría que añadir:
.)La revalorización del patrimonio debido a la burbuja de los precios que se ha producido.
.)El rendimiento obtenido (que aumenta también el valor patrimonial de los Fondos).
Es decir, que en estos menos de seis años, los pezqueñines han aportado en cash nuevo + en valor latente una cifra que se calcula supera los €1200 Millardos.

Pero es de suponer que los no pezqueñines no se han dedicado a coleccionar papelitos públicos ... ellos han preferido comprar a la baja participaciones de empresas rentables y bien diversificadas internacionalmente.
Ya llegará el momento en el que podrán revender esas participaciones a precios "correctos" a los pezqueñines que huyan despavoridos de sus previas ruinosas inversiones en "activos sin riesgo".

Saludos,

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si esta entrada tiene más de 10 días, tu comentario será moderado. Así sabré que has escrito. De otro modo, quizá me pasase desapercibido.