sábado, 7 de mayo de 2011

Importante anticipo

Mi colaboración anterior “Posible Política Económica desde la Economía Estructural” (ver en http://operarbolsa.blogspot.com/2011/05/posible-politica-economica-desde-la.html) explica en gran medida lo acontecido la pasada semana en los mercados de renta variable (incluso SIN tener en cuenta los acontecimientos ocurridos post cierre de los mercados europeos con el ¿falso? rumor de que Grecia abandonaba el euro para volver al dracma (***) que, curiosamente ¿o no? derrumbó la bolsa germana 1,5% en pocos minutos).



Limitándonos a los mercados españoles, esta pasada semana se ha producido una divergencia entre el mercado de activos soberanos y el de activos de renta variable como no se había producido hace ya mucho tiempo.
Mientras el mercado de activos soberanos tuvo una bajada ponderada del 1,37% en su yield (es decir, subida de precio de los activos), el índice selectivo Ibex35 del mercado de activos de renta variable tuvo un descenso del 2,47% (aunque conviene recordar que una gran parte de dicha bajada se debe al descuento de los dividendos de SAN(€0,228), BME(€0,60), Telefónica(€0,75) e Inditex(€0,80), entre otros), elevando su earnings yield.

Consecuentemente con lo dicho, mientras las bandas de los activos soberanos han tenido todas un desplazamiento alcista considerable, las bandas de los activos de renta variable, por el contrario, han tenido una evolución bajista.

Históricamente, cuando ha ocurrido un hecho como el señalado, en el 90% de los casos ha significado que las cotizaciones de los activos de renta variable están realizando una consolidación para volver a subir con más fuerza. En los casos en los que así no ha ocurrido ha sido porque se han anticipado a una caída de los activos soberanos.



Como es natural, al combinar ambos mercados, estos acontecimientos han afectado mucho el AFDR, ampliando anormalmente los recorridos potenciales entre las cotizaciones y los niveles claves a los que semanalmente hacemos referencia:

* El nivel máximo de la banda pesimista de la fase recesivo/depresiva (esta banda no tiene límite mínimo) ha pasado desde los 10.184,2 de la pasada semana, a los 10.251,7 al cierre de ayer viernes (es decir, a sólo 3,4% de distancia).

* La banda conservadora de dicha fase recesivo/depresiva (en la que estamos desde hace ya más de 22 meses) se desplaza ahora desde el nivel señalado hasta su máximo en el nivel 11.039,4 (en vez del 10.961,3 de la pasada semana). Consecuentemente, las cotizaciones del Ibex35 se han alejado de ese nivel que esperábamos superar, pues ahora tendrán que subir el 4% para hacerlo.

*Lógicamente, nos encontramos más lejos de poder entrar en la fase neutral tradicional histórica (en la que entraron hace ya semanas/meses los demás mercados de renta variable importantes europeos/”useños”), aunque sólo sea a su banda pesimista.
Al cierre del viernes, dicha banda tiene su límite máximo en el nivel 11.958,3 (que la pasada semana se encontraba en el 11.866,6), lo que prácticamente imposibilita nuestro sueño de que pudiéramos elevarnos a bandas superiores (que ya han alcanzado algunos de los índices mencionados), pues, hoy por hoy, no veo razonable pensar que nuestro selectivo alcance dicho nivel antes saberse el resultado de las elecciones generales del 2.012, y la consecuente gobernabilidad económica que de ellas resulte.


Veremos mañana con más detalles,
(***)El euro vivió ayer otra tarde de infarto por los rumores -desmentidos rotundamente- sobre una posible salida de Grecia de la moneda única, amenazando la estabilidad de todo el sistema. Los ministros de Economía de los grandes países de la eurozona mantuvieron una reunión secreta en Luxemburgo para analizar las posibilidades de renegociar las condiciones de la ayuda a Grecia y evitar así una suspensión de pagos que implicaría una quita de su deuda, que a finales de 2010 ascendía a €328.588M, un 142% del PIB. La crisis provocó una sensible caída del euro frente al dólar, sobre todo después de que la edición digital del semanario alemán Der Spiegel publicase que Grecia estudiaba pedir su salida de la moneda única y que el asunto se iba a tratar en una reunión anoche.

PD-La zona euro confirma la renegociación del rescate de Grecia. Tras la reunión de urgencia de los líderes europeos, el presidente del Eurogrupo (ministros de Economía de la zona euro), Jean-Claude Juncker, ha confirmado que la zona euro deberá renegociar el rescate de Grecia, tras el fracaso de un primer plan, aprobado el año pasado y que ofreció a Atenas préstamos por valor de €110.000M a cambio de un brutal ajuste fiscal.
Habrá que seguir el tema muy de cerca.
Por un lado, los especuladores bajistas intentarán generalizar el problema griego al conjunto de los países periféricos (e, incluso al conjunto de la Eurozona).
Por otro, es una realidad que una potencial reestructuración de la deuda griega va a tener repercusiones muy importantes para sus bancos acreedores foráneos (especialmente los franceses, suizos y alemanes, cuyos saldos vivos superan los €100Millardos, más del 60% del riesgo externo total). Aunque la banca española tiene riesgos nulos en Grecia, posiblemente pague platos rotos por contagio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si esta entrada tiene más de 10 días, tu comentario será moderado. Así sabré que has escrito. De otro modo, quizá me pasase desapercibido.