domingo, 26 de junio de 2011

Reguladores y Políticos vs Progreso privado 2

Nunca me ha gustado llamar a los activos soberanos con la terminología de activos “sin riesgo”, motivo por el cual siempre que he utilizado dicha expresión la he puesto entre comillas.
Lógicamente, los políticos siempre han querido imponernos esa forma de pensar: quien presta a un país -o, pongamos por caso, a una región, land o comunidad autónoma, y/o a un ayuntamiento o entidad pública- no corre peligro.



En el caso de la UME los políticos, para auto asegurarse que siempre van a tener recursos suficientes para sus quehaceres, incluso han conseguido:

.)la reforma del sistema financiero a nivel global –Basilea III- dieran un privilegio contundente a tales riesgos.
Prestar al Estado no consume recursos propios, pero sí cuando el crédito va destinado a una empresa o una familia.
Es lo que sucede cuando los políticos legislan en beneficio propio.
Incluso más aún, equiparando los activos soberanos a la liquidez, incorporables a los coeficientes mínimos necesarios.

.)que el propio BCE no exigiera el denominado “mark-to-market” (valoración según mercado) a tales activos, pues quien presta al sector público comprando su deuda, no incurre en peligro alguno: el Estado siempre devuelve el dinero.
Consecuentemente, dicha deuda siempre se puede contabilizar por su valor nominal.
Incluso insistiendo en exonerar a la banca de responder con sus propias reservas ante un posible impago soberano.
Con ello han conseguido una monstruosidad: que los bancos son propietarios de la tercera parte de la deuda soberana continental



Esa aberración política tiene dos terribles inexorables consecuencias:

1.-Que el sistema financiero europeo en su conjunto es enormemente vulnerable a cualquier default por el efecto contagio.
Para darnos una idea, la exposición de los sistemas financieros a la deuda soberana de los países PIIGS (Portugal+Irlanda+Italia+Grecia+España) sumaría €2.386,3Millardos de riesgo directo (de los que el 72% correspondería a entidades europeas), sin incluir los €443,6Millardos de riesgo del propio BCE.
A esa cifra gigantesca habría que añadir el riesgo inherente a €642,6Millardos de CDS (de los que el 28,5% sería de entidades europeas).

2.-El fuerte aumento de financiación pública, que aumenta a pesar de endurecer la Política Monetaria y no aumentar la masa de liquidez básica, implica que los sectores privados reciben menor financiación.
Dicha menor financiación a los sectores privados, a los que se obliga incluso a disminuir su apalancamiento financiero, tiene como consecuencia la disminución del consumo e inversión privadas, así como la quiebra de muchos ciudadanos y empresas, forzando la desaceleración económica.
Desgraciadamente, contra más se ataca a los sectores privados y más se pone en peligro el crecimiento económico, menores son los recursos que los sectores públicos recaudan, y mayores sus necesidades de financiación.
Poniendo en marcha el llamado ciclo maldito de los flujos crediticios.
Para disminuir dicho peligro, Basilea III ha aumentando el periodo de aplicación de los coeficientes hasta el año 2019 ...
... pero que el papista BdeE, en una de sus chuladas irresponsables -criticada por el BCE y su presidente- ha, incomprensiblemente, adelantado a YA mismo
... sin comentarios.


Pero no es el momento de analizar el tema del círculo maligno expresado, y las formas diversas para salir de él.
Lo que hoy hemos querido es recordarles la prepotencia de los políticos para asegurarse sus propios garbanzos, poniendo en peligro que la ciudadanía pueda recibir algo.


Saludos,
Les recuerdo la colaboración "Reguladores y Políticos vs Progreso privado" (ver http://operarbolsa.blogspot.com/2010/11/reguladores-y-politicos-vs-progreso.html).
Creo que el caso griego es un ejemplo palpable de las barbaridades que los políticos han ido imponiendo (in crescendo) en su propio beneficio.
Y, reconozco, lo que más me repatea es que:
1.-Tengan la caradura de afirmar que es en nuestro beneficio.
2.-Esas burdas actuaciones dan la excusa perfecta a intereses "indignados" para actuar en una dirección distinta/contraria al verdadero bienestar ciudadano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si esta entrada tiene más de 10 días, tu comentario será moderado. Así sabré que has escrito. De otro modo, quizá me pasase desapercibido.