jueves, 16 de junio de 2011

Seguro que es una casualidad...

Luego dicen que soy un mal pensado…

*¿Creen Vds. seriamente que cuando el infame sindicalista que hace de ministro (por designación de su jefe y amigo Rubalcaba) se le ocurrió echar la culpa de todas las crisis españolas a “la banca” … lo hacía descuidadamente sin consultar?

**¿Seguro que también es una casualidad que en el mismo acto, a continuación, los mandamases de las CCOO y los UGT dijeran lo mismo?

***Debe ser la misma casualidad que haya salido por todos los media la noticia comentada en mi anterior colaboración "Ser gacela tiene alguna ventaja" (http://operarbolsa.blogspot.com/2011/06/ser-gacela-tiene-alguna-ventaja.html) justo el día antes de la Junta de Accionistas de Santander.

A los pocos días que SAN demostrara a todos que el mercado no quiere papeles públicos a precio de banco sano (http://operarbolsa.blogspot.com/2011/06/continuidad-elecciones-anticipadas.html).


-------->


Ahora empiezo a comprender algunas cosas…
Y LO ESCRIBO PÚBLICAMENTE.

*Cuando empecé a realizar colaboraciones públicas hubo amigos que me advirtieron que tuviera cuidado, que estos muchachos tienen “mu mala leshe” , que, con su SITEL saben muy bien quién eres, y que a la menor de cambio te vas a encontrar con disgustos fiscales…

**No me lo podía creer, y no le di importancia a las advertencias.
Al fin y al cabo, yo soy una pequeñísima mosca que no les molesta.
Además, yo era y soy un contribuyente insignificante que JAMÁS he tenido problema alguno con Hacienda.

***Casualmente recibí un requerimiento sobre mi declaración IRPF del año 2008.
Justamente el 2.008: el peor año de mi vida bursátil y económica desde mucho tiempo ha.
Increíble … pues hay más … posteriormente una paralela (¡¡¡!!!).

****Una barbaridad más que evidente: un claro error de bulto por parte de ellos, quienes suman a mi declaración sobre un bien (además) una presunción de rendimiento.
Una clara idiotez sin sentido… pero me traen frito sobre el tema… y todavía está sin solución (por supuesto, haciendo caso omiso a mi aviso de cambio de domicilio ellos han, de nuevo, hecho lo que les ha venido en gana, lo que me exige más papeleo y gastos).



Ahora que observo lo que le han hecho a un mandamás, que tendrá su legión de asesores y abogados … empiezo a comprender que, quizás, mis problemas tengan algo que ver con los preavisos que me dieron mis amigos … ¿o será también otra casualidad?.

5 comentarios:

  1. 07/06/2011
    BANCO SANTANDER Reduce autocartera
    El Banco Santander comunica que ha reducido el nivel de su autocartera al 0,518% del capital frente el 1,00% que mantenía.

    ResponderEliminar
  2. Así que crees que nada es casual. Me alegro que comentes esto porque te tengo por una persona inteligente y coherente y lo que tu sospechas lo sospecho yo también desde el 2008.

    Llegué a pensar que podría estar teniendo algún tipo de brote depresivo-paranoide. Sin embargo y para mi sorpresa he encontrado algún caso más sangrante en mi entorno.

    No sé si será todo casualidad, si la crisis nos está llevando hacia un discurso delirante acerca de como son realmente las cosas, o simplemente todo es verdad.

    En cualquier caso, y ante las circunstancias que tenemos, más que una caza de brujas deberían empezar a reclutar a esa gente sobradamente preparada para salir del pozo en el que nos encontramos. Estoy convencida de la buena voluntad de la gente y su deseo de aportar su granito de arena.

    Tantos años de historia, de ensayo y error y no hemos aprendido nada.

    Isidora.

    ResponderEliminar
  3. A veces hay casualidades, otras veces hay intencionalidad.

    Yo siempre he intentando preservar mi intimidad en Internet. No me veréis nunca en una red social, ni tan siquiera intento darme de alta con otro nombre. De ahí, que a pesar de este blog, permanezca en el anonimato absoluto. Sé que a pesar de ello pueden rastrearlo todo y dar conmigo, pero no hay que llamar excesivamente la atención.

    En ocasiones desaparezco por motivos parecidos a los expuestos en esta entrada. Es preferible que se olviden de mi, que no me conozcan, que no sepan quien soy, que me traten de tonto o de memo...

    Quiero estar mimetizado con el entorno sin que puedan deparar en mi existencia, que creo que ya se han fijado bastante. Si no me muevo ni parpadeo, no me distinguen del resto... Y ya sabemos qué concepto tienen del resto con el que me quiero confundir.

    ResponderEliminar
  4. pues va a ser que teneis razon,incluso si haces la renta mediante un asesor no miran casi nada,pero si te la haces tu mismo,te la revisan de caba a rabo....mas valdria que se preocuparan de solucionar los problemas que tiene la sociedad.

    ResponderEliminar
  5. Te comprendo, amigo Jordi.
    Si estuviera en tu lugar vital, sin duda, yo haría como tú.

    Pero los "menos jóvenes" que conservamos sentimientos y ánimos tenemos la suerte de poder actuar como los "más jóvenes".

    No tengo nada que temer.
    Ya he hecho lo que tenía que hacer, y ni estos ni nadie me lo puede quitar.

    Y ahora voy a seguir haciendo lo que creo que tengo que hacer, le guste o no le guste a quien quiera.
    Me pueden yoder un poco más, pero no tanto.

    La verdad es que se encuentra uno mucho mejor... y eso debe ser bueno para la salud, que es lo que más necesitamos en estas alturas del campeonato.

    Un fuerte abrazo,

    ResponderEliminar

Si esta entrada tiene más de 10 días, tu comentario será moderado. Así sabré que has escrito. De otro modo, quizá me pasase desapercibido.