domingo, 24 de julio de 2011

AFDR 24julio11 del Ibex35 – Parte general:datos

La pasada semana fuimos desde casi el infierno a casi la gloria.
Sin duda alguna, los que compraron la semana anterior y han vendido la pasada, han hecho una rentabilidad muy reconfortante.



Analizando el yield de los activos soberanos vemos que los de los países “centrales” (Alemania y USA) subieron, mientras que ocurrió lo contrario con el de los activos periféricos.

.) En efecto, respecto al bono español, al cierre del viernes *su yield nominal muestra una bajada de 33pb en dos semanas (el 5,4%), *rebajando en 46pb (¡!) su prima de riesgo o diferencial nominal respecto al bund alemán (hasta 343pb).
*En términos reales el yield ha bajado al 2,51% (el IPC español es 3,2%), es decir, 9% menos que su media histórica (2,75%),

.) el yield nominal del bund alemán ha cerrado subiendo 13pb, y su yield real (0,51%, con un IPC alemán estabilizado en el 2,3%), es decir, 75% inferior a su media histórica del 2%, e inferior también al yield de los bonos deflactados alemanes (una aberración sin sentido),

.) y el yield nominal del bond “useño” (2,96%) también subió (5pb), disminuyendo su rendimiento real NEGATIVO hasta el -0,62% (al mantenerse en el 3,6% el último IPC “useño” conocido).
Algo histórico y absurdo que muestra claramente cómo se ha inflado la burbuja de precios de los activos soberanos “useños”, solo explicable por las compras masivas de la Fed y sus QE IyII (… da escalofríos pensar que haberlos haylos que defienden un próximo QE3), y por el afán de los países exportadores de que no se devalúe el US$ para con sus valutas.

Evidentemente, se ha notado la publicación del Plan “definitivo” para hacer frente a los problemas griegos, los problemas de los PIIGS, y los problemas del €uro … pero, aparentemente, no tanto como se esperaba.
Veremos si realmente ese Plan “definitivo” es capaz de hacer desaparecer el miedo existente en los mercados a todo lo que huela a “riesgo periférico”.

En todo caso, es evidente que utilizar la subida del yield de los activos soberanos como excusa para justificar un potencial bajonazo de los mercados de renta variable no tiene sentido alguno.
Aunque es cierto que, a corto plazo, dicha subida puede ocasionar tensiones bajistas transitorias de importancia en los mercados de renta variable, no es menos cierto que también puede ser una causa para un transvase masivo de fondos desde los activos soberanos (la subida del yield significa bajada de los precios) hacia activos de renta variable sólidos, solventes y diversificados internacionalmente, que en la actualidad están infravalorados intrínsecamente.



2.-Debido a la expuesta evolución, el yield base del activo soberano ponderado aplicable a las entidades del Ibex35 ha descendido el 4,7% durante la semana, hasta el 5,5014% nominal.
En términos reales, dicho yield base del activo soberano ponderado aplicable a las entidades del Ibex35 (2,23%) es 10% inferior a su media histórica.



3.-Al cierre del viernes, tras la fuerte subida del 6,06% de las cotizaciones del selectivo, con un consenso que mantiene en el 0% el crecimiento del core BPA11 de los integrantes del Ibex35, los hechos nos dicen que estamos en un nivel de cotización que significa un PER11 de 9,52 veces dicho BPA11 (recordemos que la media histórica asciende a 14,1 veces, es decir, 48% más).


Ello significa que:
.)el earnings yield del Ibex 35 alcanza el 10,5% nominal (!!!),
.)equivalente a un earnings yield real del 7,075% (!!!),
.)es decir, con un diferencial (prima de riesgo) de yield real para con el yield base del activo soberano ponderado aplicable a las entidades del Ibex35 de 465pb (!!!), es decir, 91% superior a la diferencia media histórica de ambos yields reales (que es 238pb).



Pueden Vds. claramente observar la aberrante disparidad existente en los mercados, a la que hemos aludido repetidamente:

*por AFD, el mercado de activos de renta variable está excesivamente infravalorado, y sus fundamentales intrínsecos le dan un recorrido potencial alcista del 48% si se tienen en cuenta sus propias medias históricas)

*pero el mercado de activos de renta variable está aún mucho más infravalorado por AFDR, ya que si se miden los fundamentales en términos relativos con el mercado de activos soberanos, el recorrido potencial alcista aumenta hasta el 91%.



Ello nos respalda al afirmar que una caída de los activos soberanos NO tiene por qué necesariamente perjudicar a los activos de renta variable infravalorados intrínsecamente (que llegan a tener un earnings yield real que multiplica por cinco el yield real de los activos soberanos).

Al contrario, puede incluso beneficiarle si se produce el potencial trasvase de recursos entre los dos mercados (como prevén los AFFs) al tener en cuenta que hay un margen importante entre la infravaloración relativa derivada del diferencial entre el earnings yield y el yield de los activos soberanos, muy superior a la infravaloración intrínseca de los activos considerados en sí mismos.



Consecuentemente, al combinar ambos factores, observamos que la fuerte subida semanal (6,06%) de las cotizaciones de los activos de renta variable (y su consecuente disminución del earnings yield), ha coincidido con un movimiento similar (aunque limitado al 4,68%) del yield nominal base del activo soberano ponderado aplicable a las entidades del Ibex35.
Por todo ello, se produce un giro creciente de la banda AFDR, obteniéndose estos nuevos niveles clave AFDR:
.)9.602,1 es el nuevo "nivel yuyu", para evitar caer en la banda pesimista de las fases recesivo/depresiva. Con ello se aumenta fuertemente el margen de seguridad hasta el 4,5%.
.)10.304,6 es el nuevo nivel objetivo a corto/medio plazo (que nos indica el límite superior de la banda conservadora, a partir del cual entraríamos en la fase tradicional en la que YA se encuentran todos los índices bursátiles importantes europeos y “useños”). Aunque el nivel se eleva (al ser creciente la banda AFDR), el cierre del viernes se acercó mucho con respecto a la semana anterior, hasta sólo 245 pipos (el 2,4%).


Análisis de los datos en su conjunto:

Está claro que el motor de los mercados de las pasadas semanas ha sido el miedo hacia el riesgo “spanish”. Al haberse eliminado (¿?) tal temor, es evidente que las cotizaciones se dirigieron rápidamente hacia el nivel objetivo a corto/medio plazo.

Desde esta perspectiva nuestro selectivo Ibex35 no ha sido capaz de remontar a instancias superiores (como sí lo han hecho los índices selectivos de los países europeos centrales, y los “useños”).
Seguimos en la misma banda pesimista desde hace ya más de dos años: cuando aumenta el miedo “spanish” las cotizaciones se dirigen hacia el “nivel yuyu” que actúa como soporte clave.
Y, cuando, por el contrario, los partícipes se fijan en los fundamentales intrínsecos y de diversificación internacional de las corporaciones empresariales, entonces las cotizaciones se giran para dirigirse hacia el nivel objetivo, que actúa como dura resistencia una y otra vez
.



CONCLUSIÓN
No creo que el Plan “definitivo” para solucionar todos los males europeos pueda todavía merecer tal calificativo.
Mientras tanto, y mientras en España sigamos con la misma panda des-gobernante, con datos nada exultantes, y reformas light en las que no creen ni los que las hicieron (de hecho, la joven promesa económica Rubalcaba reniega de ellas), mucho me temo que seguiremos en lo mismo día tras día, semana tras semana, mes tras mes: comprando cuando nos acerquemos al “nivel yuyu”, y vendiendo cuando estemos próximos al nivel objetivo.

Saludos,

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si esta entrada tiene más de 10 días, tu comentario será moderado. Así sabré que has escrito. De otro modo, quizá me pasase desapercibido.