domingo, 25 de noviembre de 2012


El esfuerzo que tienen que hacer las CCAA para lograr el objetivo común de un déficit público no superior al 1,5% de su PIB, es injusta y abusivamente desigual


Fuentes:

*Estadísticas oficiales del Mº de Hacienda y Administraciones Públicas, y del Instituto Nacional de Estadística
*Y el magnífico artículo “Comparaciones odiosas entre autonomías”, del analista Luis Del Pino, que pueden leer en http://www.libremercado.com/2012-09-09/comparaciones-odiosas-entre-autonomias-1276467867/,que es parte de una serie de artículos de un trabajo conjunto denominado “Estado S.A.” 

(Todos los datos están referidos al 2011)
 
 

Parece mentira que se quiera negar u ocultar.
La realidad es la que es.
La reforma del sistema de financiación autonómica que realizó el nefasto Zapatero en coordinación con el sectario Tripartito del Tinell catalán fue claramente una reforma política, destinada a favorecer a sus graneros de votos: Extremadura, Castilla La Mancha, y Andalucía por un lado, y Cataluña por otro (estas dos últimas CCAA -Andalucía y Cataluña- recibieron entre ellas el 50,8% del aumento de dicha financiación).
Ello, sumado a las CCAA que tienen sus propios Foros (y consecuentes Pactos fiscales), hace que la media del 16,5% de su PIB que tienen todas las CCAA para su financiación regional se reparta de una manera absoluta y relativamente injusta, que causa graves perjuicios económicos a las CCAA menos favorecidas (Madrid, Baleares, y Valencia especialmente).

Aún sin tener en cuenta que hay CCAA muy perjudicadas por tener un coste sanitario real muy inflado por el gran porcentaje de población veraniega y población tercera edad con residencia temporal, vamos a suponer que todas las CCAA están obligadas a tener que hacer los recortes sólo sobre todos sus gastos e inversiones sin afectar a los gastos e inversiones sociales que de ellas dependan (es decir, educación y sanidad).
Ello nos va a dar la medida real del esfuerzo que las CCAA tienen que realizar para cumplir sus objetivos de déficit público, que es el 1,5% de su PIB para todas (y el 0,5% en el 2013).



En términos medios, las CCAA tienen unos recursos equivalentes al 16,5% de su PIB, y de ese total destinan el 55% a los servicios sociales de educación y sanidad, quedando un remanente del 7,425% de su PIB para todos sus gastos e inversiones no sociales.
Sin embargo, la realidad es muy distinta según las CCAA.
La realidad es que las CCAA más castigadas por la Reforma del 2009 social nacionalista tienen un margen operativo mucho más estrecho, y su esfuerzo tiene que ser muy superior para lograr el objetivo marcado para todos.

Veamos para cada Comunidad Autónoma los % de su PIB de recursos totales de que disponen en sus respectivos Presupuestos, y el % de su PIB de que disponen sin tener que afectar los gastos sociales de educación y sanidad:
1.-Por un lado tenemos las CCAA más castigadas:
* Madrid (9,91% y 3,77%),
* Baleares (12,64% y 5,31%),
* Valencia (13,82% y 4,42%)

2.-Por el contrario, veamos las CCAA más beneficiadas:
* Extremadura (29,67% y 15,43%)
* Castilla La Mancha (22,68% y 10,43%),
* Andalucía (21,78% y 10,45%)
* Asturias (18,81% y 8,84%)

3.-Las CCAA que tienen unos recursos dentro de una desviación admisible del 12,5% sobre la media (es decir, sus Presupuestos tienen unos recursos totales no inferiores al 14,44% de su PIB , ni tampoco superiores al 18,56% de su PIB regional) :
* Galicia (18,12% y 7,43%)
* Cantabria (18,05% y 8,66%)
* Castilla y León (17,47% y 8,04%)
* Murcia (17,46% y 5,59%)
* Canarias (16,81% y 6,89%)
* Cataluña (16,41% y 9,02%)
* Aragón (15,52% y 7,14%)
* La Rioja (15,46% y 7,42%)

4.-Veamos las CCAA fuera del régimen general:
* Navarra (22,37% y 13,87%)
* País Vasco (15,87% y 6,67%)



De esta manera tan fácil podemos claramente determinar de manera objetiva, y medidas todas las CCAA por su propio PIB (sin tener en cuenta ni su número de habitantes, ni la dispersión geográfica de su población, ni el recargo que supone su mayor población turística o residencial temporal), sobre qué parte de sus Presupuestos (medida en % de su propio PIB regional) tienen que hacer sacrificios las CCAA para cumplir el objetivo del déficit máximo del 1,5% del PIB, sin tener que reducir sus gastos e inversiones en los servicios sociales de los que son responsables:

1.-Veamos las CCAA que se encuentran en una situación MUY perjudicial respecto a la media. Estas son las CCAA que más esfuerzo y sacrificio de recorte de su estructura pública tienen que hacer para cumplir el objetivo impuesto a todos, pues la parte libre de sus Presupuestos (excluyendo los gastos e inversiones en educación y sanidad) es muy inferior al 7,425% que tienen de media todas las CCAA:
* Madrid (3,77%)
* Valencia (4,42%)
* Baleares (5,31%)
* Murcia (5,59%)

Para empezar, podemos observar que, salvo Madrid, tres de ellas tienen, además, el agravante de un coste sanitario superior por el gran porcentaje de población veraniega y población tercera edad con residencia temporal que tienen.
En segundo lugar, es increíble poder ver el gran escándalo comparativo que supone el que LA MEDIA NACIONAL DISPONIBLE -sin educaión y sanidad- PARA EL CONJUNTO DE LAS CCAA pueda llegar a ser CASI EL DOBLE DE LOS RECURSOS LIBRES DE LOS QUE DISPONE LA CA MADRILEÑA, DOS TERCIOS MÁS DE LOS QUE LA CA VALENCIANA puede destinar a fines distintos a la educación y sanidad, y un 40% más que la cantidad que dispone la CA balear, y un tercio más de lo que tiene la CA murciana.

2.-Veamos ahora las CCAA que se encuentran en una situación media, disponiendo todas ellas de menos del 8,25% de su PIB de recursos libres, tras los destinados a educación y sanidad:
* País Vasco (6,67%)
* Canarias (6,89%)
* Aragón (7,14%)
* La Rioja (7,42%)
* Galicia (7,43%)
* Castilla y León (8,04%)

3.-El resto de CCAA tienen un Presupuesto disponible (es decir, descontando lo que gastan o invierten en educación y sanidad) superior al 8,5% de su PIB, es decir, superior en más del 15% de lo que disponen de media todas las CCAA:
* Cantabria (8,66%)
* Asturias (8,84%)
* Cataluña (9,02%)
* Castilla La Mancha (10,43%),
* Andalucía (10,45%)
* Navarra (13,87%)
* Extremadura (15,43%)




------->

***Es evidente que las CCAA que estén situadas en el primer grupo JAMÁS podrán cumplir el objetivo de llegar a un déficit del 1,5% de su PIB sin tener que recortar los gastos sociales (educación y sanidad) o tener que emitir nueva deuda pública regional.
Por mucho que hagan recortes salvajes sobre todos sus gastos no sociales, les es objetivamente imposible cumplir el objetivo sin tener que hacer una de las dos opciones mencionadas (o una combinación de ambas).
El problema adicional que pueden tener es que les sería imposible cumplir también el objetivo de máximo endeudamiento autonómico. No es el caso de la CA madrileña, al ser la menor de todas las CCAA en % de su PIB regional, con sólo 9,1%. Pero sí es el caso de la CA valenciana, quien ya tiene un alto endeudamiento regional (20,8% de su PIB, el 2º mayor de todas las CCAA), y de la CA balear (17,5% de su PIB, el 4º mayor de todas las CCAA).

***Las CCAA situadas en el segundo grupo tendrán claras dificultades para cumplir el objetivo común de un déficit público autonómico no superior al 1,5% de su PIB.
Pero, evidentemente, SI tienen suficientes recursos disponibles para poder hacer recortes sin tener que afectar a sus gastos e inversiones sociales (educación y sanidad).
En todo caso, podrían necesitar transitoriamente algunos recursos extras vía aumento de su deuda pública autonómica.

***Por el contrario, es evidente que las CCAA situadas en el tercer grupo deberían poder obtener el objetivo de déficit autonómico no superior al 1,5% de su PIB sin dificultad.
Ni tendrían que recortar sus gastos e inversiones sociales (de educación y sanidad), ni tendrían que aumentar su deuda pública autonómica.
Todas ellas cuentan en sus Presupuestos con recursos disponibles más que suficientes, muy superiores a la media del conjunto de las CCAA.
----->
Es absoluta y relativamente injusto e inaudito que Cataluña y Andalucía sean precisamente las dos CCAA que más lloran por “los pocos recursos disponibles” pues ambas (Cataluña con más del 21%, y Andalucía con casi el 41%) tienen muchos más recursos disponibles donde recortar, sin tener que afectar a los servicios sociales de educación y sanidad, de los que tienen la media de todas las CCAA.
Es evidente que ambas tienen un grado de despilfarro excesivo cuyas consecuencias NO tienen por qué pagar las demás CCAA. Especialmente grave es el despilfarro de la CA catalana, si tenemos en cuenta que Cataluña es la Comunidad con mayor deuda autonómica (el 22% de su PIB, y su ritmo de endeudamiento crece el doble que la media regional).

----->
Y es evidente también que es urgente rectificar el actual injusto sistema vigente de financiación autonómica heredado de la época social nacionalista


Saludos,

Por la presente autorizo, a quien así lo desee, a usar/copiar/transcribir/distribuir este informe

2 comentarios:

  1. Espero, amigo Jordi, que con estos datos en la mano consigas de tus amigos políticos que demanden al PP valenciano que EXIJA al Gobierno de España la urgente modificación del actual injusto sistema vigente de financiación autonómica.

    Un abrazo,
    PD-Este análisis fué incorporado en un informe del Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (IVIE).
    Y una copia de este informe ha sido enviado a muchos políticos PP valencianos con esa misma finalidad y demanda, a través de amigos de la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE).

    ResponderEliminar
  2. Pedro:

    Muchas gracias por ten exuberantes contestaciones tan cuidadosamente desarrolladas. Acabo de realizar su primera lectura pues me había sido imposible hasta ahora y voy volverlas a estudiar intentando retener su miga.

    ResponderEliminar

Si esta entrada tiene más de 10 días, tu comentario será moderado. Así sabré que has escrito. De otro modo, quizá me pasase desapercibido.