viernes, 28 de diciembre de 2012

Condiciones necesarias para el crecimiento


CONDICIONES PREVIAS NECESARIAS PARA

EL CRECIMIENTO PRODUCTIVO DE ESPAÑA,

Y EL CONSECUENTE INICIO DE LA CAÍDA DEL PARO

 

 

  

Para que vuelvan a fluir recursos a los sectores productivos privados (y, con ello, empezar a crearse puestos de trabajo suficientes para reducir el paro) son necesarias estas condiciones previas:

 

1.-Que el sistema financiero español esté saneado (sin un sistema sanguíneo saneado no hay posibilidad alguna de que haya riego sanguíneo al cuerpo productivo privado).
De hecho al finalizar 2012 tanto las entidades nacionalizadas, como algunas entidades privadas solventes (Banco de Santander, Bankinter, Banca March, Banco Popular, etc.) ya estarán con todos los deberes cumplidos (y el resto en camino de cumplirlos antes de finalizar el primer semestre del 2013).
El consenso de analistas económicos prevé que esta primera condición primordial se habrá cumplido plenamente durante el primer semestre del 2013.
Sin duda alguna, el que haya un supervisor único europeo para todas las entidades financieras con activos superiores a los €30 millardos (más del 90% del sistema español, y más del 80% de sus entidades) será muy positivo para el sistema financiero español.
Con ello se disiparán las dudas que todavía existan sobre su solvencia, irán mejorando los ratings de las entidades, y ello irá haciendo posible la reapertura de los mercados mayoristas, tanto el interbancario, como el de colocación de deuda propia (o titulizada de sus clientes), y evitará que vuelva a repetirse la gigantesca 

fuga de capitales de €275 millardos (el 26,2% del PIB español) que hubo entre septiembre del 2011 y agosto del 2012.

 
2.-Que España tenga un saldo positivo en el agregado de las cuentas corriente y de capital con el extranjero (es decir, que no tengamos necesidad de recursos foráneos para nuestros gastos e inversiones).
Parcialmente este hecho ya se está pudiendo cumplir este año, en el que tendremos superávit en la balanza comercial de bienes y servicios.
Sin ello, no estaríamos viviendo una recesión terrible, sino una terrible depresión, pues excluyendo el derrumbe del sector construcucción e infraestructuras, el PIB español está creciendo el 2% anual.  
El consenso de analistas económicos prevé que esta segunda condición primordial se cumplirá el año 2013 (de hecho, ya se ha cumplido en el cuatrimestre julio/octubre de este año).

Si a ello añadimos el tener entradas netas de inversiones directas, mejor que mejor, será señal de que las corporaciones empresariales (foráneas y españolas) creen rentable y positivo invertir en emprendimientos reales en España. De hecho este factor ya se está empezándose a cumplir este año (las entradas netas de las inversiones directas entre enero y octubre de 2012 se situaron en €6.641,3M, frente a las salidas netas de €7.336,5M en el mismo período de 2011), y sus frutos se empezarán a degustar en el 2013, por ejemplo, en el sector automovilístico y en los sectores ligados a la exportación.

 
3.- Que el conjunto de las Administraciones Públicas tenga menos déficit (necesidad de recursos) que los ahorros internos que sean capaces de producir las familias y empresas (financieras y no financieras) del sector privado.
Es una realidad innegable y universal el fenómeno económico conocido como “crowding out”, según el cual las necesidades financieras públicas siempre se cubren con prioridad con respecto a las necesidades financieras privadas (sean estas para consumo o para inversión).
Consecuentemente, para que queden recursos disponibles para los sectores productivos privados es condición necesaria que se reduzcan al mínimo las necesidades del sector público.
Cuanto menor sea el déficit público, mayores serán los recursos disponibles para los sectores privados.
Ello ya se está produciendo en la actualidad (excluyendo las pensiones, las ayudas y subvenciones al paro, y los intereses da la deuda pública, que han subido en conjunto el 6%, los gastos en consumo, nóminas, e inversiones públicas están bajando más del 15% interanual hasta octubre).
El problema es que los recursos disponibles hasta ahora han sido pocos (pues el déficit público sigue siendo excesivo), y han sido destinados cuasi exclusivamente a des-apalancar y consolidar a los sectores privados (la deuda de las familias y empresas españolas está al nivel de mayo del 2007).
El consenso de analistas económicos prevé que esta tercera condición se podrá cumplir a partir de la segunda mitad del año 2013, y, con mayor volumen sólo a partir del 2014.


 

----->

Consecuentemente, no escuchemos los cantos de sirena de los demagogos y de los políticos que desean ocultarnos la verdad.
No nos engañemos más: EL PARO NO BAJARÁ MIENTRAS NO CONSIGAMOS QUE EL DÉFICIT PÚBLICO DESCIENDA A NIVELES QUE PERMITA QUE HAYA RECURSOS DISPONIBLES PARA LOS SECTORES PRODUCTIVOS PRIVADOS, y, de esa manera España se vuelva a poner en marcha haciendo crecer productivamente su PIB.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si esta entrada tiene más de 10 días, tu comentario será moderado. Así sabré que has escrito. De otro modo, quizá me pasase desapercibido.