lunes, 25 de febrero de 2013

Balanza comercial de bienes de España en 2012


España registra en 2012 la mejor Balanza comercial de su historia





Es de señalar la fuerte caída (-33,6% anual) del déficit de nuestra Balanza comercial en el año 2012 (con un 87,86% de tasa de cobertura, el mejor dato desde que hay registros), hasta los €30.757,4M (equivalente a menos del 3% del PIB), gracias a que:
*
Las exportaciones españolas de mercancías alcanzan un total de €222.643,9M (un 3,8% más que en 2011), equivalente al 21,2% del PIB), y registrando el mejor dato de la serie histórica que comienza en 1971.

*
Las importaciones caen un 2,85% en 2012, hasta los €253.401,2M, con caídas en el conjunto de las rúbricas salvo la excepción de las compras de productos energéticos, que alcanzaron €61.948M debido al fuerte aumento de sus precios, causando un déficit energético histórico de €45.503,7M (+13,9% anual).
 
Además, si los datos acumulados del año son históricos, más lo son los del mes de diciembre. Las exportaciones
aceleraron su crecimiento un 4,6%, lo que hizo posible que el déficit comercial disminuyera un ¡71,6%! anual, al tiempo que la tasa de cobertura llegara al máximo histórico del ¡93,2%!, 14,3 puntos PIB porcentuales por encima de la registrada en diciembre de 2011 (78,9%).

 
Si se mantiene esta tendencia, no es una locura pensar que en el año 2013 se consiga que la balanza comercial española podría entrar en cifras positivas por primera vez en su historia.

El propio FMI prevé que España sea el tercer país del mundo en crecimiento de sus exportaciones.

Recordemos que en el 2008 el déficit comercial fue el equivalente al 10% del PIB español … es decir, en términos macroeconómicos, en los últimos cinco años,
el comercio de bienes habrá aportado al PIB más de lo que el amplio sector de la construcción e infraestructuras (y sus industrias y servicios anexos) han hecho disminuir el PIB con la explosión de la burbuja inmobiliaria, y los recortes públicos en inversiones de infraestructuras.
 
Por primera vez desde el inicio del registro estadístico, España ha conseguido que todos los meses se haya registrado superávit no energético. Lógicamente, alcanzar una tasa de cobertura récord ante el histórico déficit energético sólo ha podido lograrse gracias a alcanzar un superávit comercial no energético como nunca antes lo habíamos conseguido: €14.746M (en vez del déficit de €6,3 millardos del 2011).
Este giro del comercio no energético supone que la demanda externa ha sumado adicionalmente más de 2 puntos del PIB. Si los empresarios españoles no se hubieran lanzado a exportar, la caída del PIB el pasado 2012 habría estado en el 3,5%.
 
Las exportaciones aportan puestos de trabajo, siendo evidente que ésta será la locomotora que tirará del resto de la economía española, como de hecho ha ocurrido cada vez que ha habido una expansión exportadora en España. A este respecto hay un ejemplo que ilustra la evolución ocurrida: pese a la caída del 20% del mercado nacional, el sector cerámico cerró 2012 con un aumento del 2% en ventas, hasta alcanzar los €2.650M, tras incrementar un 10,2% sus exportaciones (que ya suman €2.080M, es decir, el 78,5% del total), (es de notar que el 2º, 3º, 6º, 7º, 8º, 10º... países de destino son fuera de la UE).
Esta expansión comercial española sólo ha sido posible gracias a la mayor competitividad de las exportaciones españolas, gracias sobre todo al descenso de los costes laborales unitarios, el aumento de las empresas que exportan, y la capacidad de diversificar hacia nuevos mercados.
 
1.-Respecto a la mayor competitividad de las exportaciones españolas, los datos del Banco de España "implican que en el 2012 se ha producido una ganancia de competitividad del 2,6% en 2012.
Como confirmó este enero el WSJ, las reformas laborales, junto con el elevado desempleo, han ayudado a romper el vínculo entre salarios e inflación, lo que ha permitido a España recuperar el 80% de su competitividad respecto a la zona euro perdida desde 1998.
De hecho, se espera que España en el trienio 2011-2013 habrá recuperado la competitividad perdida en los anteriores quince años, gracias al esfuerzo de los sectores privados, y a haber reducido en un 10% la costosa y pesada carga administrativa pública).
No es de extrañar que el banco de inversión Morgan Stanley haya afirmado en febrero que la reducción de los costes laborales debidos en parte a la recesión, y en parte a las reformas del Gobierno y la mejora de las exportaciones, pueden convertir a España en "la próxima Alemania" en el seno de la Unión Europea. 

2.-Una de las cosas positivas que va a tener esta crisis brutal, es que va a ser la primera vez en la historia que España va a salir de una sobrevaluación de los factores sin devaluar moneda, es más, el esfuerzo descomunal casi inhumano que está haciendo España y los españoles se realiza con una moneda fuerte como el euro, que, a pesar de lo que está cayendo, se ha revalorizado con respecto al resto de las valutas mundiales.
De hecho,
España es el único país de la UE (junto con Holanda) que no ha perdido cuota exportadora desde el inicio de la crisis, manteniendo su cuota de mercado mundial.
Y en lo que respecta a la Eurozona, España ha aumentado su cuota de exportaciones de bienes desde el 3,6% en 1999 al 4% en 2012, dos décimas más que Alemania, mientras que Francia e Italia han perdido 1,3 y 0,6 puntos porcentuales de cuota respectivamente.
Estamos siendo testigos de la mayor transformación económica y financiera vivida en España desde la guerra civil. Desgraciadamente, con demasiado sufrimiento. Podría haberse ahorrado muchas "víctimas" si todo lo que se está haciendo ahora en dos años (2012/2013) se hubiese hecho antes de gangrenarse la herida, y en un periodo temporal más amplio (por ejemplo, 2008/2011).  
 
3.-Además de la revaluación del euro, las exportaciones españolas han tenido otro condicionante negativo: la recesión económica que ha sufrido Europa en el segundo semestre del año (en el último trimestre del año el PIB de la UE cayó el 0,6%interanual, y el de la UME lo hizo el 0,9%). A pesar de la consecuente caída de las exportaciones (
la exportación a la UE ha pasado de significar el 80,1% de las exportaciones totales en 2007, a ser sólo el 62,8% en 2012), el superávit comercial de España con la UE en 2012 ha más que triplicado el de 2011 (hasta los €12.571M). Y, concretamente, el habido con la Eurozona alcanzó €7.723,2M (a pesar de que las exportaciones bajaron a representar sólo el 49% de las exportaciones totales) fue 4,5 veces el saldo del año anterior. Un dato muy significativo de nuestras ganancias en competitividad es que en 2012 hemos reducido un 57,2% nuestro saldo deficitario con la economía más competitiva de la UE, Alemania, al tiempo que hemos mantenido crecientes saldos favorables con Francia, con Reino Unido, con Portugal, con Italia, o con Austria.
 
4.-Consecuentemente, el mérito de nuestro resultado exportador ha sido aún mayor que el que muestran las simples cifras, pues es el fruto de una obligada diversificación geográfica de los destinos a áreas no tradicionalmente atendidas por nuestras empresas y que tienen mayor potencial de crecimiento (en sólo cinco años, las exportaciones fuera de la UE han casi doblado su peso en las exportaciones totales, desde el 19,9% del total, hasta el 37,2%). Así, en 2012 han crecido un 37,6% las exportaciones a Oceanía, un 30,6% las destinadas a África, un 14,9% a América Latina, un 13,5% a América del Norte y un 11,9% a Asia. Y ello, a pesar de que la demanda mundial se ha parado, como lo demuestra que las importaciones mundiales hayan estado estancadas en el segundo semestre del año.
 
5.- También es un factor relevante el aumento de las empresas que exportan, 130.247, un 12% superior en 2012 con respecto a 2011, siendo el 70% de ellas -que aportan el 7% del total- autónomos y pymes acompañando a las grandes corporaciones españolas). Y es también significativo el aumento del 3% de las empresas que exportan regularmente, hasta 30.126, frente a caídas en los tres años anteriores (-3,9% en 2011, -1,4% en 2010 y -0,8% en 2009). (Los datos de empresas exportadoras son de enero a noviembre).
 
6.-Hay un factor suplementario que ha ayudado a España a dar este salto histórico en sus exportaciones: el ser España el segundo país del mundo en términos relativos (tras Estados Unidos) con mayor inversión en el extranjero (51% del PIB) por parte de las corporaciones empresariales nacionales.  
Las inversiones directas españolas en el extranjero existen desde hace pocos años. En muchos casos ni siquiera están todavía en el punto de ser cash cows pues reinvierten la mayor parte de sus beneficios. De hecho, podemos afirmar que su importancia relativa es sólo significativa desde hace poco más de un lustro, desde que las corporaciones españolas se consolidaron en los países foráneos, y han necesitado explotar mejor sus inversiones en el extranjero para compensar sus decrecientes actividades nacionales.
Pero su importancia es creciente, como muestra su importancia reciente en los estados financieros de las entidades:
.)Ingresos: ya hoy en día significan casi el 60% de la facturación total de las macro corporaciones del Ibex35-;
.)Activos: ya hoy en día significan [incluso a valor histórico] más del 40% de las macro corporaciones del Ibex35;
.)Cuentas de resultados: nuestras grandes corporaciones en su conjunto han evitado las pérdidas gracias a sus filiales foráneas.
A diferencia de otros países (USA, donde muchas veces los productos van desde el país de producción directamente al país de los consumidores, sin generar exportaciones en el propio país), nuestras corporaciones empresariales nacionales sí generan claramente exportaciones, tanto de bienes, como de servicios,, como bien demuestran las estadísticas de nuestro comercio exterior.

 
Y no solamente de manera directa, sino que, también, a través de una tupida red miles de empresas medias y pymes (en muchos casos habituales proveedores nacionales) que las acompañan en su actividad exterior (como hemos expuesto en el punto 5, el número de exportadores crece anualmente, habiéndose casi duplicado en el último quinquenio).
 
7.-Y en esa actividad de expansión en nuevos mercados, y de cohesión con sus proveedores nacionales participan crecientemente miles de técnicos, ejecutivos y directivos expatriados (según los últimos cálculos, superaron los 35.000 a finales del 2012) destacados por la corporaciones empresariales españolas en todo el mundo.

 

 Fuente: http://www.mineco.gob.es/portal/site/mineco/menuitem.ac30f9268750bd56a0b0240e026041a0/?vgnextoid=ee0bde42962fc310VgnVCM1000001d04140aRCRD&vgnextchannel=864e154527515310VgnVCM1000001d04140aRCRD



PD-
Es un tema que me interesa mucho (que creo analizo con enfoque cualitativo que no han utilizado los medios, más acostumbrados al simple "copia-pega", y al enfoque interesado político de los datos macro).
No sólo porque considero que será la máquina que tirará del tren económico español.
Sino porque, ÁDEMÁS, tengo una hija en el sector, un hijo que se acaba de ir como expatriado para llevar el mercado latinoamericano, y un sobrino carnal que está triunfando como expatriado en USA (lleva dos años, y ya tiene 11 ingenieros, técnicos, y ejecutivos españoles expatriados con él).

 
Nota- Si se cita al autor, por la presente autorizo, a copiar, transcribir, y/o distribuir este informe

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si esta entrada tiene más de 10 días, tu comentario será moderado. Así sabré que has escrito. De otro modo, quizá me pasase desapercibido.