lunes, 6 de mayo de 2013

Actualización de "Catetos acomplejados más papistas que el Papa"


    Actualización de "Catetos acomplejados más papistas que el Papa" 
 


1.- El BdE cambió a última hora la circular de refinanciaciones por una simple comunicación: El BdeE se ha visto limitado a apretar, pero no ahogar.
Debido a que la medida, que supondría un serio quebranto en las cuentas de resultados de las grandes entidades bancarias, afectaría de lleno a aquellos segmentos de actividad industrial más dependientes del apalancamiento financiero, especialmente a todo lo que rodea a la capacidad crediticia de particulares, autónomos y pymes, precisamente los agentes económicos que más están sufriendo el colapso del canal del crédito en España...

 


2.- Y, ello, además, con importantes diferencias entre la circular original y la comunicación final:

2.1.-La circular nonata obligaba a considerar como dudosas todas las operaciones que otorgasen periodos de carencia en la amortización del principal superiores a los 24 meses. En la comunicación oficial dicho plazo se extiende hasta los 30 meses pero incluso se deja abierta la puerta para mantener un rango inferior “subestándar” si el contrato con el prestatario incluye condiciones que mejoren de forma relevante las posibilidades de recobro. Esta última coletilla implica una mayor subjetividad en la provisión que deban realizar en última instancia las entidades de crédito.

 
2.2.-En la circular se establecía como condición al respecto que el plan de amortización de la deuda por parte del prestatario debería contemplar una relación máxima no superior al 40% entre las cuotas periódicas a pagar y su renta disponible, una vez deducida cualquier otra deuda. En la normativa ahora vigente el plan de amortización del prestatario se acomoda a lo que el BdeE define como una corriente contrastable de ingresos.
 
2.3.-Además, la circular original preveía que los prestatarios hubieran atendido sus compromisos durante un mínimo de dos años desde la refinanciación o cuando el principal se hubiera reducido al menos en un 20%. Al final, el regulador ha rebajado el listón de manera que el cumplimiento de los pagos de limita a un año,
que sólo serán seis meses cuando se trate de cuotas mensuales con garantía hipotecaria. Además bastará también con que la operación haya reducido su importe principal en un 10%.

 

3.-Esta innecesaria y papista actuación del BdeE, que tanto daño haría a la economía española, ha quedado sin justificación alguna (la pretendida vigilancia de la solvencia de las entidades bancarias españolas) cuando un reciente estudio de Oliver Wyman -la consultora que hizo los test de estrés en que se basó el rescate de las entidades más débiles- concluye que los niveles de capital de la banca española serían muy superiores si se aplicaran los estándares de los otros grandes países europeos, mucho más laxos que los españoles.
 
3.1.-
Según Oliver Wyman, el banco 'medio' español tiene un core capital (el capital de mayor calidad) del 10,6% con las normas españolas. Si se adoptan las prácticas más conservadoras de España, Francia, Alemania, Reino Unido e Italia, esta ratio se mantendría estable entre el 10,5% y el 11%. Pero si se adoptan las prácticas más laxas de estas jurisdicciones, la ratio española se iría hasta una horquilla de entre el 11,4% y el 12%, el nivel más alto de la banca de todos estos países.
A este respecto, Oliver Wyman estudia individualmente
los cuatro mayores bancos españoles: Santander, BBVA, Caixabank y Sabadell. En el escenario más laxo -si se aplicaran en España las prácticas menos conservadoras imperantes en Europa-, el ratio de core capital de SAN se iría hasta el 11,2%-11,8% frente al 10,3% actual; en el caso del BBVA, pasaría del 10,8% al 11,9%-12,5%; la entidad Caixabank alcanzaría el 11,6%-12,3% desde el 11% que registra en la actualidad; y SAB incrementaría su ratio desde el 10,4% hasta el 11,1%-11,7%.

 
3.2.- La explicación es que los requisitos españoles penalizan mucho más a nuestros bancos que a los de otros países, porque el consumo de capital es muy diferente. Las ratios de capital se calculan dividiendo los fondos propios entre los activos ponderados por riesgo (APR) de cada entidad. Este concepto siempre es inferior al activo total y da un peso mayor a elementos con más riesgo (como crédito promotor, inversión en bolsa o créditos al consumo) y muy bajo o nulo a otros como deuda pública. Esto es lo que se conoce como "consumo de capital". Pues bien, los APR de la banca española son mucho más altos que los de la extranjera porque el Banco de España exige unos mínimos de ponderación que no existen en otros países. Por ejemplo, en España las operaciones morosas están penalizadas al 100%, mientras que en Italia lo hacen al 0%.

 

4.-Las normas de Basilea III establecen que
los activos fiscales diferidos (DTA por sus siglas en inglés) se restarán del core capital de las entidades si superan el 10% del mismo, y concede un período transitorio de cinco años para eliminarlos. Los DTA son derechos frente a Hacienda que se generan por incurrir en pérdidas deducibles (bases imponibles negativas) o por gastos no deducibles, como las provisiones genéricas, que están dotando unas pérdidas que no son reales hasta que se producen; por ello, Hacienda no se las devuelve, sino que se guardan ese derecho para el futuro.
La preocupación de la Comisión Europea por las nefastas consecuencias que, para la economía y los sectores productivos, está teniendo la excesiva reglamentación de los sistemas financieros bancarios, que está produciendo una generalizada restricción del crédito, lo que impide que se extienda al mundo no financiero las mejoras de liquidez habidas en el mundo financiero,
va a alargar de cinco a 10 años el plazo para que las entidades dejen de computar como capital los activos fiscales diferidos que tienen .


4.1.- La banca española tiene el balance repleto de estos activos: €47.000M sólo en las entidades cotizadas.
Esto se debe principalmente a las provisiones de la exposición al ladrillo exigidas el año pasado por el Gobierno -y que han provocado pérdidas generalizadas de los negocios en España-.
Asimismo, los bancos que se han fusionado con entidades más débiles que han sufrido fuertes pérdidas también han generado estos créditos: SAB con CAM, CaixaBank con Banca Cívica o POP con Pastor.
Además, las entidades españolas tienen importantes gastos no deducibles, como las provisiones genéricas (caso muy específico de las entidades españolas), que están dotando unas pérdidas que no son reales hasta que se producen

4.2.-En cifras absolutas, SAN (con 2 puntos de capital core) es el banco que más tiene, unos €17.000M. Bankia también tiene unos €8.000M de DTA cuya capacidad para compensar con beneficios es más que dudosa (el impacto en el capital dependerá de los procesos de recapitalización en marcha). SAB es la entidad con un mayor impacto de los DTA en su capital: más de 5 puntos -equivalentes a €4.800M-, casi la mitad del 10,4% en que se sitúa su core capital al cierre de 2012. Este crédito proviene de la inyección de capital recibida del FROB para la compra de la CAM, que se ha utilizado para sanear los activos tóxicos de la entidad alicantina. Por detrás aparecen POP, con 2,40 puntos de capital en activos fiscales y CaixaBank con 2,20. A juicio de Morgan Stanley, ni Santander ni BBVA (1,05 puntos de capital) deben tener ningún problema para aplicarse estos créditos en cinco años, dado su nivel de beneficios. Pero no así la entidad las otras entidades mencionadas.

 

Saludos,
Moraleja: mientras la des-UE, por una vez, actua para suavizar la excesiva reglamentación de los sistemas bancarios, que ha explosionado la aversión al riesgo en sus ingredientes, haciendo imposible que la liquidez existente en el mundo financiero europeo pueda transmitirse a los sectores productivos no finencieros.

2 comentarios:

  1. Sobre Bankinter podría aportar los mismos datos.
    Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bankinter (junto con Banca March) son LAS entidades bancarias españolas más sanas y solventes.
      Fueron las primeras entidades capaces de aplicar ya en junio 2012 los dos DDLL de reforma del sistema financiero español (que incluían una normativa de morosidad y una obligación de provisionar sin paragón en los sistemas bancarios europeos).

      Saludos,

      Eliminar

Si esta entrada tiene más de 10 días, tu comentario será moderado. Así sabré que has escrito. De otro modo, quizá me pasase desapercibido.