lunes, 7 de septiembre de 2015

Empieza la cruz para la deuda pública española




Empieza la cruz para la deuda pública española




En la actualización que añadí a mi colaboración "CARA Y CRUZ ACTUAL DE LA BOLSA ESPAÑOLA"

"En el acumulado de enero/junio2015, en términos netos, los inversores han sacado de España €29.500 millones
PERO
Los inversores sacaron de España €21.700 millones en junio2015 (el mes después de las elecciones municipales), el 73,5% del acumulado en el semestre."





La realidad es que no debería sorprendernos, pues en julio ya aporté una triple colaboración:

El crecimiento económico de España pierde fuerza desde las elecciones municipales de mayo (1)
http://operarbolsa.blogspot.com.es/2015/07/el-crecimiento-economico-de-espana.html

El crecimiento económico de España pierde fuerza desde las elecciones municipales de mayo (2)
http://operarbolsa.blogspot.com.es/2015/07/el-crecimiento-economico-pierde-fuerza-2.html

El crecimiento económico de España pierde fuerza desde las elecciones municipales de mayo (y3)
http://operarbolsa.blogspot.com.es/2015/07/el-crecimiento-economico-de-espana_29.html
en las que, claramente, expuse lo que era evidente.



Lo peor es que me temo que el dato de (salidas de capitales de España) junio no es sino el principio de un combate que tiene este mes de septiembre el segundo round:


La inestabilidad política ya tiene un coste económico para la deuda española


La rentabilidad de la deuda española sube a medida que se acercan las elecciones autonómicas en Cataluña. Según publica la agencia Bloomberg, los bonos españoles están presentando un peor rendimiento que el resto de países de la Eurozona ante el riesgo soberanista (y la fuerza de partidos que podrían deshacer las reformas emprendidas en los últimos años).

*Por un lado: La deuda de Cataluña se está viendo afectada ante la llegada de los comicios. El precio los bonos catalanes con vencimiento en febrero de 2020 ha caído, lo que ha hecho subir la rentabilidad este mes al nivel más alto desde principios de 2014.
.) El diferencial de rendimiento que exigen los inversores para tener deuda del gobierno catalán con vencimiento en febrero de 2020, respecto a la deuda alemana era de 328 puntos básicos, o 3,23 puntos porcentuales, en comparación con 180 puntos básicos de mediados de marzo, según datos que ha recopilado Bloomberg.
.) En comparación con la deuda española, el diferencial ha escalado de 123 puntos básicos a 248 puntos básicos.

*Por otro lado: La deuda soberana de España: las próximas elecciones en Cataluña están generando incertidumbre, algo que no le gusta a los inversores, que ahora están pidiendo un interés mayor a cambio de comprar la deuda española. De este modo, a pesar de que el pasado jueves Draghi asegurase que podría ampliar las compras de activos todo lo que fuese necesario, la deuda española está alcanzando el mayor diferencial con la italiana de los últimos dos años:


Prima de la deuda española sobre la italiana

http://s01.s3c.es/imag/_v0/665x452/b/9/9/rentabilidad-premium.jpg
http://s01.s3c.es/imag/_v0/665x452/b/9/9/rentabilidad-premium.jpg

Esta tendencia de la deuda española se irá incrementando a medida que se acerquen las elecciones, primero las de Cataluña y después las generales.
El bono español cotiza ya con una prima de 25 puntos básicos respecto al italiano, lo que supone la mayor diferencia en los últimos dos años (cuando en mayo era el bono italiano el que cotizaba con prima).

Otro reflejo se encuentra en el diferencial entre los bonos españoles y portugueses:
Los títulos lusos a 10 años apenas pagan 46 puntos básicos más que los españoles 
...
A finales de 2014, el bono luso estaba 108 puntos básicos por encima del español




Lo peor está por llegar

El tercer y definitivo round llegará en diciembre con las próximas elecciones generales, que aportan su grave dosis de incertidumbre: Los principales partidos de la oposición están haciendo campaña con propuestas que prometen revertir las reformas iniciadas.

Lo peor es que el BCE poco puede hacer contra los riesgos políticos. La atractiva deuda española puede dejar de serlo por la incertidumbre política.  

Los analistas de JP Morgan, a pesar de que creen que la deuda española está más "barata" que la italiana, sin embargo recomiendan cerrar posiciones en ciertos vencimientos: "Los bonos españoles pueden presentar un mal comportamiento dentro de un marcado contexto electoral". Por eso, los expertos de este banco están recomendando comprar deuda italiana a diez años y alejarse de la deuda española con vencimientos entre cinco y treinta años.



 El estimado José Luis Cárpatos escribía hoy en su web (ver http://www.estrategiasdeinversion.com/bonos/vigilando-rentabilidad-espanola-posible-peligro-poco-tiempo-288112): "Vigilando la rentabilidad española por posible peligro en poco tiempo":
"Antes vimos que el riesgo político en España estaba subiendo de manera muy marcada por el aumento del diferencial a 10 años entre España e Italia a favor de este último a máximo nivel de hace 2 años.
Pues bien. Vean ahora el gráfico de la rentabildad de Bloomberg de España a 10 años.
El peligro está en esa especie de taza que hemos dibujado y que puede darnos el disgusto si superamos los máximos recientes. el gráfico es de los últimos 5 años: 





La figura se ve un poco mejor en el del último año:







Saludos,

PD-Yo sigo fuera del mercado

Por un lado, NO puedo ser alcista, porque, además de las motivaciones globales ya conocidas (China, materias primas, bajada comercio global, recesión técnica en numerosos "commodities countries"), en España tenemos el riesgo político a mayores (en septiembre y en diciembre).

Por otro lado, NO puedo ser bajista, porque, hoy por hoy, los datos macro y microeconómicos españoles son MUY positivos, y, como dice el estimado Ángel Laborda (director de coyuntura de FUNCAS) en su artículo El escenario económico se complica (ver en http://economia.elpais.com/economia/2015/09/04/actualidad/1441380939_929553.html):

"*El PIB creció a una tasa trimestral anualizada del 4% en el segundo trimestre y el empleo, según la contabilidad nacional, lo hizo en un 3,7%.
*Al contrario que en el resto de la zona euro, la demanda interna se recupera con fuerza, destacando la inversión en bienes de equipo, a la que se ha unido la construcción.
*Las exportaciones se comportan bien atendiendo al debilitamiento del comercio internacional, pero su crecimiento sigue siendo superado por el de las importaciones, lo que hace que la aportación del saldo exterior al crecimiento del PIB sea negativa.
*A pesar de ello, se mantiene el superávit de la balanza de pagos por cuenta corriente, ya que la caída de los precios del petróleo y otras materias primas importadas lo compensa."
--->
"En principio, si las cosas no van a más, el deterioro del contexto internacional no debiera provocar un impacto negativo importante en las previsiones de crecimiento a corto plazo, pues ello puede verse compensado por el estímulo para la demanda interna de la bajada de los precios del petróleo y el adelanto de la rebaja fiscal prevista para el año próximo al segundo semestre de este año. Además, los indicadores de confianza y clima económico (en máximos históricos) no muestran ningún deterioro hasta agosto"

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si esta entrada tiene más de 10 días, tu comentario será moderado. Así sabré que has escrito. De otro modo, quizá me pasase desapercibido.