sábado, 31 de octubre de 2015

IBEX


Independientemente de que el fondo de la corrección iniciada en abril/2015 sea donde he puesto “III o C” o bien donde he puesto “C” (los dos de color azul), observamos en el primer gráfico 4 expansivas de distinta clase. Como siempre he asociado las franjas de objetivos a sus causantes según matices de color, así, por ejemplo, la franja rosa es consecuencia de la expansiva roja. La de color azul ya produjo su objetivo bajista marcando el fondo de la corrección y ya no cuenta desde ese momento.

La expansiva roja propone un objetivo (de tipo segundo) que habitualmente es el último objetivo y que abre la puerta de las caídas. Pero, generalmente, cuando se llega al último objetivo que realice la cotización de los que propone una expansiva descendente (porque sus dos brazos descienden) la cotización suele transgredir la franja en un último engaño a las esperanzas alcistas. Eso no se ha producido y es el detonante de que piense que aún volveremos a igualar los máximos de 23-10-15 y a superarlos. Es decir, que creo que iremos a esa franja rosa y la desbordaremos iniciando una corrección con ese desbordamiento para alcanzar objetivos que proponen las otras expansivas u otras que puedan formarse o que están en proceso de construcción.

La expansiva morada y la de color verde proponen ya un objetivo bajista entre los 9500 y los 9600 (franja verde que es para las dos expansivas). Estas dos expansivas nos proponen una caída mínima de unos 820 puntos, que mientras no se superen los máximos de 23-10-15 supone ir a perder los 9800 puntos por poco. Por otra parte, la expansiva verde propone un objetivo alcista en los 10800, y la expansiva morada otro alcista en la cercanía de los 11000. Aunque no esté dibujado, la expansiva de color rojo tiene, también, un objetivo alcista en los 11800. 

Realizado con Visual Chart
Me hace pensar en caídas la aparición de expansivas simétricas (Un brazo hacia arriba y el otro hacia abajo), como la azul y la verde, y otras muchas más que ya aparecieron y que ya comenté. Este tipo de expansivas llamadas megaphone top, y top es porque se producen en lo alto, trae consecuencias bajistas. Consúltese, por ejemplo: http://thepatternsite.com/bt.html Claro, que en ninguna parte os comentaran que aparecen varias anidadas o solapadas en la zona de máximos siendo o no siendo una de ellas el máximo. He puesto el anterior enlace porque sí se atreven a pronosticar objetivos de caída cuando esta formación está en todo lo alto. Estas apariciones de expansivas simétricas anticipan caídas, pero no está claro que ya estemos en ellas, aunque estemos en cayendo. Creo en una vuelta a los 106xx, por lo menos, antes de caer hacia los niveles de la anterior onda 4, según ocurre, con mucha asiduidad, conforme a la Teoría de ondas de Elliott, en todas sus versionadas modificaciones. Esa onda 4 anterior está en 10000. Para caer a 10000 habría que subir antes a 108xx para que la expansiva de color verde diera su caída de 820 puntos y que nos llevase allí, no así la morada, que ya no casaría con la verde.

Lo planteado (que tenemos que hacer nuevos máximos) descansa en el recuento a partir del IV (mayúsculas) azul (21-10-15). Desde ese momento hay que construir una onda V al alza que tiene que tener las ondas i, ii, iii, iv y v. Estamos, considero, en la iv, y con la futura v, que en teoría superará los máximos, se concluirá la V que tiene todo el aspecto de ser una pauta impulsiva (aunque aún puede manifestar un carácter correctivo y tener que hacer otro etiquetado y otras consideraciones).

En principio, consideré que la onda iv iba a ser un mero a-b-c sencillo que tuviese como fondo la banda roja. Esa zona nacía como objetivo de corrección. De los diversos objetivos posibles de corrección (fondo de corrección y que puede ser su final o no en tiempo) esa zona era la más habitual para girar al alza, y así lo consideraba hasta que el precio cedió. Luis Ortiz de Zárate (Acceda a su blog pinchando sobre esta frase, allí pongo, en ocasiones opiniones, gráficos y previsiones entre los comentarios) ya me advirtió de un impreciso recuento que puse en su blog respecto del etiquetado a partir del segundo toque a esa banda roja.

Ahora caben varias consideraciones. Las bandas celestes nacen como posibles objetivos finales de corrección, es decir, de lo que presupongo que debe ser la onda iv (color azul) siempre que esta sea un a-b-c. En tal caso, y suponiendo el etiquetado correcto de a y b (color azul) el objetivo más habitual de caída de tal corrección sería la banda inferior celeste.

Realizado con Visual Chart

Las ondas quintas en muchas ocasiones solapan sus subondas 1 y 4 para algunos autores y sus subondas 2 y 4 para otros autores (es lo mismo salvo cuando la b de la onda 2 supera los máximos de la onda 1). Ahora retrocedamos la mirada al IV (azul mayúscula) y desde ahí a la construcción de lo que será la onda V. Sus subondas construidas son la i, la ii y la iii (azul). Si la subonda iv (azul que estamos construyendo) alcanzase su caída a la franja celeste inferior, resultará que la onda 4 solapa con la onda 1, o bien, que la onda 4 solape con la onda 2, y eso sólo ocurre en las pautas impulsivas terminales. Sería algo que no desentonaría con las expansivas simétricas que anuncian caídas.

Esa onda iv (azul) que estamos construyendo, si es un abc, tendría la a y la b, como ya he comentado, construidas, pero su c tiene dos posibilidades de construcción. La primera posibilidad es que sea una pauta impulsiva, que como sería terminal, podría solapar su subonda 1 y su subonda 4 (color magenta), que es en la que actualmente estaríamos. Faltaría terminar la onda iv (magenta), si es que no se ha terminado ya, y construir la v. La segunda posibilidad es que la onda c (azul) sea un triángulo, en este caso expansivo (pequeñas líneas continuas verdes que no hay que confundir con una expansiva) y en tal caso seguiríamos las letras de color verde y posiblemente los mínimos ya se hayan visto en la primera franja celeste. Faltaría terminar la d (verde) si no está terminada y una onda e a la baja también en abc o en un triángulo.

Así que, nuevamente hay que estar pendiente de posibles finales de pauta correctiva, que puede ser en la primera franja celeste y esperar un retroceso que no la alcanzase o que, como mucho, la igualase, o alcanzar la franja celeste más baja. Entonces arremeteríamos la onda V (mayúscula azul) al alza que superaría máximos de estar en recuentos correctos.

He dibujado una pequeña expansiva descendente (color naranja punteada) que está produciendo objetivos por fallo. Su tercer objetivo coincide con la franja celeste inferior, y ese tipo de coincidencias suele marcar lugares donde la cotización puede girar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si esta entrada tiene más de 10 días, tu comentario será moderado. Así sabré que has escrito. De otro modo, quizá me pasase desapercibido.