lunes, 11 de enero de 2016

Un artículo muy interesante



A continuación les pongo la traducción de un artículo que explica cosas muy interesantes sobre China y la situación actual del mercado. 



El inversor multimillonario Mark Cuban en su última nota a sus 'dusters', un término que utiliza para sus subscriptores, reveló su estrategia de inversión: "No hacer nada en las venta masivas de los mercados... Si bien todas las ventas parecen estar basadas en China y el precio del petróleo, yo realmente no sé qué consecuencias tendrán a largo plazo para el mercado de valores...  Así que yo sigo la regla número uno de la inversión. Cuando usted no sabe qué hacer. No haga nada."

En 2000, titulé una presentación "¿Cómo pudo Irving Fisher acabar tan mal?".
"La caída de la bolsa en 1929 y la posterior Gran Depresión costó a Fisher gran parte de su riqueza personal y su reputación académica. Se hizo famoso porque predijo, tres días antes del crash del 29, que 'los precios de las acciones habían alcanzado lo que parecía una meseta permanentemente alta". También declaró que el mercado estaba "sólo temblando … y sentía que los precios aún no habían alcanzado su valor real y deberían ir mucho más arriba".

Fisher, uno de los economistas más destacados de Estados Unidos, en 1929 tuvo un enfoque analítico profundamente erróneo. Durante años previos a la crisis los alcistas se habían envalentonado en repetidas ocasiones; El auge del mercado de valores confirmaba su visión del mundo. Fisher y el resto de analistas estaban completamente cegados.

La visión convencional de hoy en día sostiene que los fundamentos subyacentes de la economía de Estados Unidos son saludables. Se cree que China, las materias primas y una evolución negativa del crecimiento mundial son reveses temporales que garantizarán las políticas ultra monetarias en curso. Pronto el Mercado de Estados Unidos pasará a positivo, volverán las perspectivas favorables a largo plazo para el crecimiento, los beneficios empresariales y la inflación.

Hay una visión crítica, a la que me suscribo, de las finanzas. En particular del sistema de los mercados de valores basados en el crédito, que en los últimos treinta años se ha elevado como el dominador del mundo. Lamentablemente, este "sistema" es profundamente erróneo y hoy agudamente inestable. En resumen, el "dinero" global y el crédito es estructuralmente inestable. En general y, especialmente al final de esta era, la financiación basada en el mercado impulsa las economías. Las monetizaciones sin precedentes de los bancos centrales y la manipulación de los mercados han inflado los mercados de valores junto con sus fundamentos subyacentes (flujos / beneficios de dinero de las corporaciones, ingresos, riqueza de los hogares y PIB).

¿Por qué hoy en día es China tan importante para los mercados globales - incluyendo al de los EE.UU.?
Los toros argumentan que una desaceleración de China tendrá un impacto mínimo en las ganancias corporativas de los EEUU. La dura realidad es que la crisis financiera y económica de China tiene el potencial para impulsar hacia el borde del abismo al frágil sistema financiero mundial. Desde la perspectiva de mi visión analítica, la histórica "Burbuja global de las finanzas" está fallando y no sobrevivirá un susto de China.

Como se suele decir, "los mercados alcistas crean genios". Y también hay una razón por la que son llamados "círculos virtuosos" - aunque no hay nada virtuoso en las burbujas– ya que inspiran exceso de confianza (junto con sueños y ambiciones exageradas). Las cosas parecen ir bien durante los auges. Y no fue hace mucho tiempo que la visión convencional sostenía que Brasil, después de todos estos años, estaba haciéndolo bien. Políticos brasileños, banqueros centrales, empresarios - y la economía de la nación – se tenían en alta estima. Hoy se habla de la corrupción, la inflación, la depresión y el caos.
El estallido de la burbuja en poco tiempo transformó todo en incompetencia.

Por años (décadas), China ha sido elogiada por estar haciendo lo correcto. Su sistema disciplinado de meritocracia aseguraba a los mejores y más brillantes estar al mando de uno de los más grandes milagros económicos que el mundo jamás haya conocido. Hoy en día, la burbuja más espectacular de la historia está llena. Cuando las burbujas estallan - y la confianza se convierte en angustia - parece como si de pronto nada saliera bien. Es asombroso cómo décadas de logros han sido saboteados por siete años de una burbuja que está fuera de control.

Esto no es México en 1995, ni Tailandia en 1997, ni Rusia en 1998, ni siquiera Europa en 2012. El sistema bancario chino en los últimos años se ha disparado a casi el doble que el tamaño de los EE.UU.  se acerca a los 35 TN de $ (en comparación con los 8TN $ en 2008).  En términos de la producción económica, China compite con los EE.UU. Como centro mundial de fabricación tiene pocos rivales. Y si las ramificaciones financieras y económicas mundiales no son lo suficientemente preocupantes, hay un componente geopolítico alarmante para el desarrollo de la explosión de la burbuja China. El auge de la riqueza ha estado tremendamente inflada.
En caso del estallido de la burbuja Beijing culpará a los extranjeros, especialmente a EE.UU. y Japón. China será el asunto más crítico de 2016, hay que estar alerta a todas las llamadas a una recuperación o a un olvido del problema.

Este viernes el Financial Times publicó: "China intensifica los controles de capital para frenar las salidas. Las colas se forman fuera de los bancos de Shenzhen debido a la limitación de compra de dólares por los clientes".

Los políticos de China hoy en día se enfrentan a una situación extrema.
Las reservas internacionales chinas cayeron hasta 3.33 billones, con un record de salidas en diciembre de 108 mil millones de $ (casi 700 mil millones en 12 meses).
El año pasado se creía que las reservas de 4 TN $ eran suficientes para aplacar la creciente preocupación internacional por la solidez de la economía de China y de la financiación que sustentaba el boom chino. Las masivas reservas reforzaban la confianza de Pekín, en que amplios recursos estaban disponibles para asegurar la estabilidad del sistema, mientras las reformas económicas y los ajustes estructurales seguían su curso.

Ahora, como la fase del estallido de la burbuja está tomando impulso, las reservas de China todavía proporcionan una base de confianza tanto a nivel internacional, como a nivel nacional.
Debido a ello los funcionarios chinos aún pueden tratar de orquestar una importante devaluación de la moneda y un sistema de reactivación (comparable a los últimos movimientos de EE.UU., Japón y Europa). Pero se van a enfrentar al tradicional problema de confianza que ello conlleva, en su moneda, en su sistema bancario y financiero, en su estructura económica y en la formulación de políticas.
Corren el riesgo de incitar aún más salidas desestabilizadoras cuanto más agresivas sean los estímulos fiscales y monetarios.
Siempre ha sido mi opinión que inflar la situación de las reservas de China no era un asunto baladí. Ha habido muchas pruebas de las enormes salidas de "capital" fuera de China.
Sin embargo, estas salidas han sido desbordadas por la afluencia masiva de inversión. Yo he sospechado durante mucho tiempo que los enormes - sin precedentes - flujos de "dinero caliente" estaban siendo atraídos por los altos rendimientos en China (es decir, bonos corporativos e instrumentos "bancarios en la sombra").

Creo que ahora estamos viendo un despliegue de un escenario altamente desestabilizador, debido al desapalancamiento y la huida de los activos financieros chinos por las burbujas financieras y económicas. Al mismo tiempo, estos días las empresas chinas que emiten gran cantidad de deuda denominada en dólares no paran de acumular dólares. Por otra parte, los hogares chinos - con Billones en depósitos y otros activos financieros acumulados - hoy prefieren diversificar parte de su nueva riqueza fuera de la depreciación del yuan.

Los funcionarios chinos siguen gastando la riqueza nacional (sus reservas internacionales) acomodándolas fuera de China (sobre todo en dólares).
No hace muchos meses Putin declaró que el interés de Rusia no era el de dilapidar rápidamente las reservas internacionales del país. Una visión completamente diferente en el mismo contexto global.

Reuters: "El banco central de China se encuentra bajo una creciente presión de los asesores políticos para permitir que el yuan caiga de forma rápida y drástica hasta un 10-15%. El Banco Popular de China (BPC) ha gastado miles de millones de dólares en la compra de yuanes en los últimos meses para defender el tipo de cambio, pero no ha logrado estabilizar el sentimiento del mercado. Insiders políticos piden ahora una depreciación del yuan rápida y aguda, respaldada por controles de capital más estrictos para frenar la especulación y la fuga de dinero fuera del país ".

Sobre todo, al final de 2015, hubo mucha atención en las inusuales anomalías en todos los swaps de tasas de interés del mercado de derivados. Extrañas relaciones de precios se explicaban como consecuencia de la emisión extraordinaria de deuda corporativa e y relacionados atípicamente con las coberturas de las liquidaciones de los grandes bancos centrales.

Según creo, las llamadas "anomalías de precios" y la dislocación de los mercados globales y de derivados serán un problema habitual durante 2016. El cambio de curso del régimen monetario de China podría fácilmente acabar desordenadamente, estimulando la dislocación y la falta de liquidez en los diferentes mercados.
Al mismo tiempo, los mercados podrían dislocar por diversas divisas apalancadas o "carry trades”. Sobre todo, lo sospecho por el masivo apalancamiento del yen.
Las probabilidades también son grandes en los mercados emergentes, que podrían dislocar debido al miedo a la inmanejable deuda denominada en dólares.

Un episodio de desapalancamiento de todo el sistema es posible. Yo diría que no ha habido nunca un contexto mundial tan arriesgado, con una confluencia de las principales líneas de problemas globales. 

Fuente:  http://creditbubblebulletin.blogspot.com.es/2016/01/weekly-commentary-issues-2016.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si esta entrada tiene más de 10 días, tu comentario será moderado. Así sabré que has escrito. De otro modo, quizá me pasase desapercibido.