viernes, 7 de enero de 2011

Otro ataque "spanish"...

Hemos amanecido con una idea fija/obsesión: el peligro “spanish”.
Como economista estructuralista, soy el primero que he criticado duramente, desde hace ya años, a la panda política que nos des-gobierna económicamente, y sus aberraciones y dogmatismo radical.
Pero sigo dejando bien claro que las corporaciones globales con sede social en España NADA tienen que ver con este desastre.
Al contrario, algunas de ellas incluso aumentaron su diversificación internacional desde el momento en el que previeron lo que podía ocurrir.


Por ello creo que la situación actual es una mezcla de complacencia política (motivada por el miedo que causa a los países centrales los problemas que una caída española pueda ocasionar a sus propias entidades y exportaciones), junto con una histeria inversora (que confunde el domicilio social con las fuentes de generación de ingresos y resultados).
Curioso que dicha histeria está más concentrada en el mercado de renta variable.
De hecho, la histeria está más controlada en el mercado del riesgo, como acaban de demostrar SAN y BBVA, donde estas corporaciones multinacionales no solo tienen un coste de aseguramiento (en estos momentos 280 y 302 respectivamente) inferior al del Reino de España (355), sino que, incluso son capaces de financiarse a un coste semejante a plazo medio de 5/3 años.


Sin duda, los problemas españoles afectarán a los resultados y provisiones de las corporaciones globalmente diversificadas, pero mucho menos de lo que mediáticamente se dramatiza.
Nada que ver con que haya peligro real de problema serio (como sí lo hay para las banquetas políticas, y las entidades que no hayan diversificado previsoramente).
PERO la realidad nada tiene que ver con este pánico mediático:
*su actividad nacional está teniendo los problemas lógicos de la situación real interna ... aunque, afortunadamente, estas corporaciones
.)no hicieron tantas locuras previas (como los datos demuestran, financiaron más la diversificación internacional empresarial que la burbuja inmobiliaria),
.)supieron reaccionar anticipadamente,
.)y están actuando con decisión.
*su diversificación internacional está dando sus frutos (en algunos casos espectaculares), especialmente en los países emergentes iberoamericanos, y en aquellos otros países europeos que han sabido/podido actuar convenientemente ante los peligros.
*su desarrollo perimetral operativo sigue adelante,
*y, todo ello sin olvidar que la bajada del euro les beneficia.


Consecuentemente, mi sincera opinión es que no deben Vds. ceder a la histeria, malvendiendo sus inversiones (50% patrimonio bursátil).
Al contrario, deben Vds. estar bien atentos
*para empezar a tomar posiciones (el otro 50% del patrimonio bursátil, que es de suponer mantienen en liquidez) cuando la histeria pierda fuerza (y los amigos ATs/AFFs así se lo aconsejen), lo que les ayudará a rebajar su precio medio para obtener más ventaja futura (como ocurrió en el 2.009),
*y, en todo caso, deben Vds. estar bien atentos para empezar a rebajar las coberturas que tengan (que, seguro, les reportarán sabrosos beneficios).


Saludos,

3 comentarios:

  1. Supongo, Pedro, que esa prima de riesgo spanish que se mide con el diferencial entre el bono español y el bono alemán a diez años y que hoy se situaba en 259 puntos básicos, no nace sólo de un temor externo o un ataque hacia nosotros como muchas veces quieren pintar.

    Me explico: Cuando emitimos bonos estos toman un precio que es semejante al precio en el que se han producido compra-ventas de bonos. Para que nuestro bono a 10 años tenga una rentabilidad del 5,497% como tenía hoy, es porque se están vendiendo bonos (hay más presión vendedora) y por tanto su precio disminuye. ¿Quiénes son los mayores poseedores de bonos españoles? Quizá haya que volver la vista al banco Santander y al BBVA como principales tenedores, y quizá a ellos mismos les esté interesando este desastre y descalabro.

    La partida aún va a ser larga. Las fusiones frías ayudadas por papá estado deben de fracasar en un momento en el que el estado también tire la toalla. SAN y BBVA pueden hacerse con una buena cantidad del negocio de las cajas de ahorro en un futuro no muy lejano.

    ResponderEliminar
  2. "SAN y BBVA pueden hacerse con una buena cantidad del negocio de las cajas de ahorro en un futuro no muy lejano"
    ...
    es muy posible que así acabe siendo, amigo Jordi.

    Pero cuando las circunstancias lo aconsejen, las perspectivas sean positivas, y los políticos (los causantes del desastre de las banquetas) hayan endosado las pérdidas al pueblo paganini.

    ResponderEliminar
  3. El otro día leí una frase que me pareció magistral: "Si no compras en tiempos de una gran preocupación, es que probablemente no hayas comprado en un buen momento".

    Es muy probable que esos tiempos de una gran preocupación se nos estén acercando. Las acciones del SAN no se merecen estos precios; pero quizá las veamos de nuevo en 7,12 o hasta -depende del "pollo" que se monte- más abajo incluso.

    Algo tienen entre manos para quitárnoslas de las ídem.

    Suerte, amigo.

    ResponderEliminar

Si esta entrada tiene más de 10 días, tu comentario será moderado. Así sabré que has escrito. De otro modo, quizá me pasase desapercibido.