sábado, 5 de marzo de 2011

El doble problema económico de España

Como continuación a la anterior colaboración, “Fitch cambia a 'negativa' la perspectiva del ratining de España”, y como me comprometí en mi NOTA final, quiero señalar algunas aclaraciones:



Como simepre me gusta insistir, el problema de España es doble:

1.-No es tanto por un elevado %PIB de deuda pública (como tanto les gusta repetir a los políticos españoles, haciendo comparaciones con otros países más sólidos) ... sino que su reciente explosión, ha aflorado la creciente duda de la capacidad de hacer frente a sus compromisos, justo en unos años en los que la liquidez y cash management han recobrado su importancia, dentro de LA mayor crisis financiera global de la Historia.

A ello se añade, es verdad, que cada vez hay menos confianza en la fiabilidad de los datos macro españoles .
.)Realmente los cambios metodológicos en momentos sospechosos no ayudan (entre los que destaca, por su volumen, el retraso del devengo de las devoluciones del IVA-)
.)así como tampoco ayuda el que se utilicen crecientemente los vehículos permitidos por la normalización de la UME (por ejemplo, los miles de empresas y entes públicos de todo pelaje creados por las AAPP, y el alargamiento del proceso de reconocimiento de los servicios/obras prestados/recibidos con la finalidad de no contabilizar la deuda, y otras trampillas, que, sumadas “se calcula” ascienden a +7%PIB español) para traspasar a ellos todos los excesos cometidos.
“Se calcula” que sólo este año el saldo vivo de esos vehículos instrumentales ha crecido un tercio de los saldos vivos, por ejemplo, la inmensa mayoría los nuevos 102.800 empleados públicos NO fueron funcionarios de oposición, sino empleados “dediles” incrustados en lugares ajenos a la normativa UME...
... lo que significa una cantidad semejante a la mejora oficial de los datos normalizados, que reflejarían que las cosas no van tan bien como se aparenta.


2.-El problema de España es que ello se combina con un excepcional apalancamiento financiero por parte de las empresas y las familias.


2.1.-Por parte de las familias, los excesos se cometieron MUY esencialmente para poder invertir en el sueño habitacional de los ciudadanos (aunque, desgraciadamente, sin rebajar su componente gasto puro y duro).
Consecuentemente, NO fué un gasto, sino una inversión en activos de larga duración que acarrearon una deuda a largo plazo - es decir, contablemente, un aumento del Activo no financiero con un aumento del Pasivo financiero del Patrimonio de las Familias (cuyo pago alícuota se incorpora contablemente como disminución de las deudas, en las partidas de ahorros).
Y la ciudadanía está actuando correctamente: la tasa de morosidad en estas deudas es mínima (en gran parte, cierto es, por la garantía solidaria y universal de los deudores y sus avalistas), y su ahorro ha aumentado muy significativamente desde el 2.006.


Otra cosa distinta es que las entidades financieras intervenientes en esa financiación se hayan, a su vez, refinanciado correctamente, que NO lo ha hecho, pues obtuvieron los recursos para esa financiación a largo plazo especialmente del aumento de la financiación mayorista a corto plazo.
Y ahí se ha producido el grave problema del sistema financiero español, pues con la llegada de LA crisis financiera mundial, los mercados mayoristas cuasi desaparecieron, teniendo que aumentar excesivamente la actividad de la FED y el BCE, permitiendo un plazo necesario para que las entidades financieras se reestructuraran.
Las entidades diligentes así lo aprovecharon, y hoy en día tienen ya liquidez suficiente como para poder hacer frente a esa espera necesaria, aumentar sus recursos propios, e, incluso, algunas, para poder seguir aumentando su perímetro operacional internacional con el fin de desarrollar su diversificación global (casos de SAN y BBVA).
Pero las entidades NO diligentes (esencialmente las banquetas políticas) , empujadas especialmente pos sus nefastos Consejos directivos excesivamente politizados e interesados en que la fiesta continuara) no actuaron correctamente. Perdieron un tiempo precioso. Creyeron que con la ayuda de sus socios del Papá Estado, con el recurso al BCE, el tiempo y una caña, iba a ser suficiente. Lógicamente NO ha sido así, y ahora pagaremos todos las barrabasadas y aberraciones de la iluminada y alocada panda política de todos los colores.


2.2.-Por parte del sector empresarial también se ha realizado un esfuerzo extraordinario de desapalancamiento.
Como es lógico, el subsector inmobiliario, y el constructor a él ligado ha mayoritariamente sucumbido por la fuerza del huracán consecuencia del estallido de la burbuja inmobiliaria. Pero estoy convencido que, al hacerse cargo del problema (obligados por las circunstancias, claro está) las entidades financieras, con las lógicas reestructuraciones, y el paso del tiempo, es un problema que se solucionará con los años (de hecho, ya hay zonas donde prácticamente el problema está desapareciendo, aunque hay otras donde el problema exigirá, quizás, incluso una década, como los suelos y la urbanizaciones sin sentido).
En los otros subsectores empresariales el esfuerzo ha sido cuasi ejemplar.
La gran suerte que tuvieron algunos es que previeron anticipadamente, y aprovecharon la liquidez financiera para realizar un esfuerzo extraordinario de diversificación internacional.
Más de la mitad de las corporaciones componentes del Ibex35 español dependen más de sus filiales foráneas que del propio mercado nacional para seguir creciendo y obteniendo crecientes resultados.
Además, muchas de ellas también han aprovechado las previas inversiones en activos no estratégicos para realizarlas, y obtener sabrosas plusvalías que les han permitido o para rebajar su excesivo apalancamiento, o para aumentar su diversificación global.
Resumiendo, realmente considero que el sector empresarial español no está tan mal como la histeria “spanish” nos quiere hacer creer.



Consecuentemente con lo dicho, mientras perdure el actual sistema político, desde el punto de vista económico, tengo mucha más confianza en el progresivo saneamiento de los sectores privados (las empresas y familias españolas) (parece mentira que los payasos, encima, quieran extender sus vicios manirrotos a alos ciudadanos, incitando al consumo).

El único peligro serio que tenemos es que el cáncer público no termine dañando irremediablemente al tejido empresarial privado.
.)A las grandes corporaciones diversificadas internacionalmente, que nos distingue de los países “PIGs”,
.)y a la columna vertebral de pymes y autónomos, que son la sangre que permite vivir a los ciudadanos.
No debemos nunca olvidar que son los sectores privados los que costean las necesidades del sector público y sus empleados, las pensiones y las ayudas al paro (en España en el 2.010 hemos llegado al extremo de que cada español empleado privado financia a otro que o es empleado público, o pensionista, o recibe una ayuda para su desempleo).

Hasta luego, que disfruten de este soleado día cuasi primaveral

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si esta entrada tiene más de 10 días, tu comentario será moderado. Así sabré que has escrito. De otro modo, quizá me pasase desapercibido.